FANDOM


El relato Edifilandia I forma parte de la colección de cuentos que conforman hitorias, leyendas y ciencia ficción sobre Edifilandia. En este caso, trata sobre la leyenda de la creación del mundo.

Escritor y DirecciónEditar

Es Ismael Cruz Bello, el creador original de Edifilandia.

Corrección y CríticaEditar

De esto se ocupó Nuria Selvúpeda Castilla, miembro anónima, pero que debe ser nombrada por encargarse de una parte vital de un cuento de Edifilandia.

  • Crítica: Pequeños fallos y repetición innecesaria de palabras, pero es una historia muy buena y está bien elaborada, además de que siempre respeta la cronología. Nota Final: 9 / 10 Sobresaliente.

RcuerdaEditar

  1. Esto es un mito, no está basado en hechos reales y no recopila datos históricos
  2. La información puede coincidir, pero es causa del azar.

ResumenEditar

Hace 250 años un reino surgió entre la arena del Desierto Arenisca. ¿Cómo acabará?¿Cómo surgió? Todas esas respuestas parecen estar en este mito...

Edifilandia IEditar

Edifilandia, el paraíso comercial que se encuentra an el Desierto Arenisca. Hay casi 13 mil millones de habitantes, pero pocos saben su verdad.

Hace 250 años no había nada, sólo arena y trozos de arenisca. Un día, logré llegar junto con 2 de mis amigos a este lugar inhóspito. Tras un análisis del terreno, concluyeron que era imposible construir nada, pero yo no abandoné y decidí comprar máquinas y demás enseres para construir. Al caer la tarde, empecé a construir mi casa con una piedra muy despreciada, la arenisca. Tras ello, creé un pozo, una pequeña mina, una zona de almacenaje y un mirador para vigilar el terreno. La mina comenzó a dar grandes beneficios y atrajo a muchas personas, lo que desencadenó el comienzo de todo un proyecto en el Desierto Arenisca. Todo cobró vida con las nuevas instalaciones del lugar, como las barriadas, las avenidas, las oficinas y el muchísimos puntos comerciales.

Cuando el reino al que perteneció los terrenos que abarcaba, la ya conocida como Edifilandia, supo que sus ingresos estaban muy igualados con los de su propia capital, negociaron en incontables ocasiones la reventa, pero recibieron un no por respuesta. Además, Edifilandia enseñó un tratado, firmado por el planeta central, de que eran propietarios de su propio reino. Entonces comenzó la era dorada del nuevo reino: llegaron miles de habitantes, lo que impulsó la construcción de decenas de barriadas y miles de oficinas para el empleo. Se crearon muchos medios de transporte, y gracias a la gente, el desierto obtuvo un toque verde.

En Edifilandia, gracias a eso, todavía podemos vivir cómodamente. Actualmente, mis amigos dirigen el Gran Consejo Edifilándico y mi primo, que acaba de llegar, reproduce monumentos megalíticos y otras construcciones antigüas para fomentar el atractivo del reino. Espero que esto siga así siempre, como lo empecé hace 250 años...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar